Buena vecindad

A pesar de los malos tiempos que estamos pasando, si algo positivo podemos ver es que el pueblo ha ganado vecinos. Si en la entrada anterior saludábamos a Marisa y Luis, constatamos también que muchas casas que antes solo se abrían en periodo vacacional ahora están ocupadas prácticamente todo el año. Pimiango es un lugar en el que se vive tranquilo, con el lujo de un paisaje privilegiado y donde refugiarse de la actual tormenta.

Y mencionar también, que "sin hacer ruido" muchos vecinos aprovechan su energía y buen hacer para mejorar el entorno (segar callejones, limpiar argayos, cuidar la iglesia, ...). Hoy toca agradecer a quienes tienen los jardines de la "Fuente de Manuel Roiz" siempre impecables y que ahora se ocupan también de Mirador de Alto de Tina, ¡gracias Juan y familia!.


Plantación de hortensias en el Alto de Tina
Alto de Tina