"... La principal característica de estos bosques de encinas, agregan, «es que se encuentran situados justo al borde del Cantábrico, en unos enclaves de excepcional belleza paisajística». Es precisamente por su proximidad al mar y por las características del suelo calizo de sus acantilados, que lo hacen inservible para los cultivos, que se pudo «mantener vivo este relicto bosque cantábrico de encinas, de apenas unas decenas de hectáreas, que posee un valor biológico excepcional y que es necesario conservar, proteger e incrementar para evitar su desaparición», recalcan desde el Fapas...." Leer la noticia en la prensa

Please reload

Pimiango por el mundo
Últimas Entradas
Please reload

Etiquetas
Please reload

Archivo